En Halloween: más trucos que dulces

En Halloween: más trucos que dulces

Publicado el 29-09-2021

Halloween: un día donde comer muchos dulces no trae castigos ni sermones. Quizás para los niños es una de las mayores ventajas, sin embargo, no para sus dientes. Te quiero contar como permitir a tus hijos disfrutar y decir libremente dulce o truco, con estos simples dulces trucos:

  • Aumenta su consumo de agua: Ayuda a contrarrestar los grandes niveles de azúcar en su boca. ¡Pero evita bebidas y jugos! Si estos se consumen en conjunto con dulces el daño puede ser mucho mayor debido a su alto contenido en azúcares y ácidos.
  • En Halloween, todo el mundo comparte sus dulces: Alienta a tus hijos a compartir con el resto de la familia, vecinos y amigos de tal manera que esa gran cantidad de dulces (los más dañinos al menos) se repartan y terminen lo antes posible.
  • Prioriza cuales comerá / con cuales se quedará: aquellos con mayor contenido graso o masas, como chocolates y queques, generan un poco menos de daño. Aquellos duros o pegajosos, típicos de dulces ácidos o cubierta azucarada suelen adherirse más a la superficie dentaria siendo más difíciles de eliminar en el cepillado, permaneciendo más tiempo en la boca.
  • Ese día, ¡nos cepillamos en familia!: Crea un momento divertido para cepillarse juntos al mismo tiempo, así revisar y repasar el cepillado de sus dientes. Apóyate con un cepillo dental suave, pasta dental con flúor y seda dental.
  • Limita horarios para comer dulces: Lo mejor es que coma sus dulces junto con las comidas, como premio o postre. La producción de saliva aumenta al comer, lo que ayuda a contrarrestar los ácidos que producen las bacterias en la boca. El peor momento para comer dulces es en la noche o antes de dormir, más aún si no hay un cepillado de dientes posterior.
  • No todo es dulce: A los niños también les gustan los pequeños regalos que sean divertidos y únicos, y que no necesariamente tienen que ser comestibles. Puedes entregar stickers, pulseras, pinches, dientes de Drácula, arañas de juguete o dibujos para colorear.

Pero recuerda que lo más importante es la prevención, así que no olvides llevar a tus hijos a sus controles semestrales con su Odontólogo. Sin embargo, te adelanto un tratamiento de fácil acceso que permitirá a tu hijo estar más protegido: Flúor y Sellantes Molares. El Flúor fortalece el esmalte de sus dientes y los Sellantes Molares cubren surcos o fisuras en la superficie de sus molares, evitando la aparición de caries.

Protege tu salud y tu sonrisa. Para saber más sobre esto consulta con alguno de nuestros especialistas agendando una cita en redental.cl

Por Dr. Arturo González Díaz, especialista en Rehabilitación e Implantología. Clínica Redental

www.redental.cl

Sé parte de Chilena Consolidada

Contáctanos

600 600 9090